Francisco Javier Conejo Rueda (Málaga, 1974)

Un ajedrecista de la política

 

Para hablar sobre mí, he preferido utilizar algunas partes de una breve biografía que escribió el periodista Antonio M. Romero el 4 de diciembre de 2013 en Diario Sur titulada “Un ajedrecista de la política”

 

“Primeros meses de 1997. Un autobús recorre la distancia entre Andalucía y Bruselas. En sus asientos viajan una treintena de militantes de las Juventudes Socialistas de la región invitados por el europarlamentario Pedro Aparicio para conocer el Parlamento Europeo.

 

Entre los pasajeros, Susana Díaz y Francisco Conejo. Ahí empieza a cuajar entre los dos una relación política y personal mantenida a lo largo de los años y que culminó el pasado fin de semana con la llegada de la sevillana a la secretaría general de la todopoderosa federación del PSOE andaluz y el ascenso del malagueño como su número tres en la ejecutiva al frente del área de Política Institucional. Ambos se han forjado en el aparato del partido y les encanta la labor organizativa.

Es, por el momento, la última parada de un político «innato» -como lo definen quienes le conocen- y curtido en las entrañas del partido que vino al mundo el 11 de enero de 1974 en Málaga, adonde sus padres, Antonio (hostelero y agente inmobiliario) e Isabel (ama de casa), se trasladaron desde Alhaurín el Grande en busca de nuevas oportunidades para ellos y sus seis hijos (una ya fallecida). Los años de su infancia los pasa, primero, en la barriada Jardín de la Abadía, y, posteriormente, en la calle Asalto, en los alrededores del Paseo de los Tilos.

 

Estudió los dos primeros cursos de la EGB en las aulas prefabricadas del colegio Cristo de Mena, hasta que en tercero de primaria, la familia vuelve a su pueblo natal. A decir de su madre, Francisco -el menor de sus hijos-, es un niño «muy callado, tímido e introvertido» y su pasión es el ajedrez: funda un club con apenas ocho años, lee todo lo que cae en sus manos sobre este juego soñando partidas imaginarias y su padre le hizo un regalo que le entusiasmó, una enciclopedia sobre el ajedrez.

 

En el ajedrez, como en la política, es fundamental la táctica, la estrategia, el desarrollo de la mente para adelantarse a los pensamientos del contrincante y la capacidad de tender celadas. Cualidades que este ‘guerrista’ convencido … ha aplicado en su trayectoria política para medirse a sus compañeros -en las disputas internas- y a sus adversarios.

 

En los años de estudiante es delegado de clase, participa en el consejo escolar e interviene en la reivindicación de un instituto para Alhaurín el Grande. Cuando concluye el bachillerato, se matricula en Informática en la UMA y como representante de alumnos participa en los órganos de gobierno del rector José María Martín Delgado.”

 

Compaginó su actividad política mientras realizó el Grado de Derecho en la UOC, especializándose en Derecho Público y Derecho Patrimonial y la Persona (perfiles de optatividad).

«En el periodo que va desde 1992 hasta el inicio del siglo XXI, Francisco Conejo experimenta un continuo ascenso en el PSOE malagueño: es elegido secretario general de Juventudes Socialistas; en una misma semana de abril de 1998 entra como concejal en su pueblo y parlamentario autonómico; José Asenjo, como líder del partido, lo nombra secretario de Organización con apenas 25 años; en 1999 se convierte en teniente de alcalde de Alhaurín el Grande; y el presidente de la Diputación, Juan Fraile, se lo lleva como diputado de Educación a la institución provincial.

 

Son años intensos en lo político y que, en lo personal, culminan en julio de 2000 -en la misma fecha que Zapatero llega al liderazgo socialista-, con la formalización de su relación con su pareja de hecho y compañera de siglas, Paqui Farfán.

La pérdida por parte del PSOE de la Alcaldía de Alhaurín el Grande -«fue un golpe muy duro», recuerda Conejo- en 2000 tras una moción de censura y la llegada de una nueva dirección provincial al partido provocan que su estrella se vaya apagando y diluyendo. A partir de 2003, este apasionado del cine de intriga y de las nuevas tecnologías (su curiosidad le lleva a navegar horas y horas por Internet descubriendo nuevas realidades) pasa a un segundo plano en lo institucional y lo orgánico.

 

Se baja del coche oficial y se sube a un ciclomotor para ir a la Diputación a trabajar como cargo de confianza … y sigue colaborando con el partido. «Yo soy leal al partido, sea quien sea el que esté al frente, aunque tengamos discrepancias. Yo no entendería mi vida sin poder colaborar con el partido», asegura.

En este periodo de oxigenación sigue en la ejecutiva como vocal y en el equipo electoral -donde lleva desde 1995- ya que una de sus pasiones es el análisis y la estrategia electoral. En 2008 apoya a Heredia como secretario general y este lo nombra su número dos como secretario de Organización.

 

Con la llegada, en 2010, de José Antonio Griñán al liderazgo del socialismo andaluz, ocupa puestos en la ejecutiva regional: primero como secretario de Comunicación; luego sube a Política Municipal; y actualmente, ya que con amiga Susana Díaz, está en Política Institucional. Paralelamente a su ascenso en la política regional, es concejal en el Ayuntamiento de Málaga y portavoz del grupo socialista en la Diputación.

 

Aficionado a viajar y a la música -tocó el bombardino en la banda de su pueblo y uno de sus retos cuando se retire de la política es aprender a tocar el oboe y el piano- es un político que no deja indiferente y despierta filias y fobias. Sus colaboradores lo definen como un organizador «nato», un trabajador «incansable», con capacidad de crear y coordinar equipos, y que escucha a la gente. Además, añaden que, en los últimos años, este socialdemócrata convencido ha madurado personal y políticamente.”

 

Actualmente es Secretario de Relaciones Institucionales de la Comisión Ejecutiva Regional del PSOE de Andalucía y diputado en el Parlamento de Andalucía por la circunscripción de Málaga.

¡SUSCRÍBETE Al Blog de Francisco Conejo!

Abrir chat
¿Hablamos?